SIMBIOS
pInicio  Servicios Contacto Casos de Exito Acerca de pBuscador


Llama, asesoría gratuita
y personalizada

(55)55-59-33-50


Nombre
E-Mail
Teléfono
Información:
ENVIAR * Acepto el Aviso de Privacidad ( ley de protección de datos personales)

¿VA A INVERTIR EN CONTRATACIÓN DE PERSONAL?

Estamos ciertos que una contratación equivocada deriva en improductividad, desperdicios, aumento de costos, mala calidad de trabajo, ambiente laboral degradado MALESTAR,   PERDIDA DE DINERO!

Una contratación acertada tiene grandes beneficios: Productividad, buen ambiente de trabajo (compañerismo), disminución de errores y  costos, mayor y mejor aprovechamiento de los recursos humanos y materiales, deriva en una EXCELENTE INVERSIÓN.

En SIMBIOS,  hacemos la selección acertada de sus colaboradores, con el único objetivo que su INVERSIÓN, cuente con los mejores rendimientos.

NUESTRAS VENTAJAS

Calidad. Cada uno de nuestros procesos pasa por control de calidad,  asegurándonos al final  la calidad total en nuestro servicio.

Flexibilidad. Nos adecuamos a las necesidades  de nuestros clientes.

Experiencia. Contamos con más de 15 años apoyando productivamente  a nuestros clientes.

Fidelización de Clientes. Descuentos especiales a nuestros clientes con garantías extendidas.

Garantizamos 100 % nuestros servicios.

Por ello somos los mejores socios comerciales en Recursos Humanos con los que puede contar!!

Con la contratación de nuestros servicios ayuda a los jóvenes adolescentes de escasos recursos.


Articulos Relacionados:

Selección de Personal

El Objetivo específico de la selección es escoger y clasificar los candidatos más adecuados para satisfacer las necesidades de la empresa.

La selección de recursos humanos se define como la escogencia del individuo adecuado para el cargo adecuado, o en un sentido más amplio, escoger entre los candidatos reclutados a los más adecuados, para ocupar los cargos existentes en la empresa, tratando de mantener o aumentar la eficiencia y el rendimiento del personal.

La selección busca solucionar dos problemas fundamentales:

  1. Adecuación del hombre al cargo,
  2. Eficiencia del hombre en el cargo

Si todos los individuos fueran iguales y reunieran las mismas condiciones para aprender a trabajar, la selección no sería necesaria; pero hay una enorme gama de diferencias individuales, tanto físicas como psicológicas, que hacen que las personas se comporten y perciban las situaciones de manera diferente, y a que logren mayor o menor éxito en el desempeño de sus funciones.

Las personas difieren tanto en la capacidad para aprender a realizar una tarea como en la ejecución de ella, una vez aprendida.

Calcular a priori el tiempo de aprendizaje y el rendimiento en la ejecución es tarea de la selección.

Por ello el proceso de selección debe suministrar no sólo un diagnóstico, sino también un pronóstico de esas dos variables.

Cómo elegir un método de evaluación

La elección de un método de evaluación que permita la descripción del potencial humano, así como la predicción precisa del comportamiento individual en una determinada situación laboral, es un proceso complejo que consta de tres etapas sucesivas.

  1. Análisis del trabajo
  2. Determinación de cómo medir el éxito profesional previsto
  3. Definición de técnicas para medir las actitudes y aptitudes fundamentales

1a. Etapa. Análisis del Trabajo (Descripción o Perfil del Puesto)

Constituye el punto de inicio para el desarrollo de un procedimiento de evaluación. Es una etapa de vital importancia, donde se consideran dos campos fundamentales: a) las actividades laborales y b) las aptitudes y características humanas. No debe pasarse por alto que el análisis del trabajo representa el fundamento de cualquier método de selección.

El documento que describe el análisis del trabajo debe contener como mínimo:

  • Todo lo que permita la identificación del puesto o función: designación exacta, lugar donde se desarrolla el trabajo, número de personas que desempeñen el mismo puesto o función.
  • Los objetivos concretos del puesto o función.
  • Las responsabilidades del titular del puesto o función.
  • Relaciones con las demás personas.
  • Condiciones físicas del trabajo. Incluye, la descripción del lugar de trabajo, los horarios, la naturaleza y las exigencias físicas de las tareas y, eventualmente , los riesgos que acarreen.
  • Condiciones de remuneración y promoción: salarios y ventajas económicas, prestaciones laborales (las estipuladas por la Ley de Trabajo y las adicionales si las hubiera), existencia de primas o bonos, normas respecto a faltas de asistencia al trabajo, posibilidades de promoción o de cambio y de desarrollo profesional.

    Fuentes: http://www.infomipyme.com/Docs/GT/empresarios/rrhh/page7.html

El reclutamiento y la selección de personal son dos fases de un mismo proceso.

El reclutamiento es una actividad de divulgación, de llamada de atención; es una actividad positiva y de invitación.

La selección es una actividad de impedimentos, de escogencia de opción y decisión, de filtro de entrada, de clasificación y por consiguiente, restrictiva.

"Desde sus orígenes la administración de personal ha tenido como misión la creación de condiciones laborales, en las cuales, los integrantes de las organizaciones desarrollen su máximo potencial de desempeño, es decir, optimicen su calidad humana, como resultado de la motivación y el entrenamiento.